domingo, 25 de noviembre de 2018

EL ESPÍRITU ESTRATÉGICO



Existen leyendas, en el África, sobre un mono inteligente que siempre se encuentra en aprietos.
Una de esas leyendas sobre Mono Sabio cuenta:

Mono Sabio vio una deliciosa fruta en la rama de un árbol. Estaba muy hambriento, y su primera idea fue trepar al árbol y comerse la fruta rápidamente. Pero se dio cuenta de que la rama en la que estaba la fruta era muy endeble; y comprendió que su peso la doblaría tanto que él se deslizaría y caería del árbol antes de alcanzar la fruta.

A Mono Sabio no lo llamaban sabio por casualidad, y éste era justamente el tipo de problemas que le gustaban. Así que se sentó bajo el árbol y diseñó el siguiente plan: en primer lugar, trataría de pensar todas las formas posibles de llegar hasta la fruta; luego, elegiría la mejor, la que tuviera más posibilidades de funcionar bien.

La primera idea que se le ocurrió a Mono Sabio fue esperar que pasara por allí el Elefante, así podría treparse a su lomo y llegar a la altura necesaria para alcanzar la fruta.
Su segunda idea fue sacudir bien el árbol y esperar que la fruta se aflojara y cayera al piso.
Su tercera idea fue pedirle al Ciervo que lo ayudara: Mono Sabio podría trepar al árbol para que las ramas se doblaran hacia abajo y el Ciervo podría atrapar la fruta con su suave boca.

¿Cuál era la mejor idea? Mono Sabio siguió pensando. El problema con el Elefante era que la fruta estaba muy alta, y quizá tampoco la altura del inmenso animal alcanzaría. El problema de tratar de sacudir el árbol era que la fruta era muy delicada y, si se caía, podía arruinarse, las hormigas se la comerían y a Mono Sabio no le quedaría nada. El problema de pedirle al Ciervo que lo ayudara era que seguramente él también tendría hambre y Mono Sabio se vería obligado a compartir su fruta con él.
Mono Sabio miró otra vez la deliciosa fruta. Cada vez tenía más hambre. Pensó nuevamente en sus tres ideas ,
Si espero al Elefante, quizá nunca llegue hasta la fruta; si sacudo el árbol, quizá nunca tenga la fruta, tampoco; si le pido ayuda al Ciervo, sólo tendré la mitad de la fruta.

El estómago de Mono Sabio hizo ruido. Considerando todas las posibilidades, pensó, media fruta es mejor que nada... Y corrió a buscar al Ciervo.

Mono Sabio tiene lo que se podría denominar espíritu estratégico.
Ante  un conflicto, piensa estratégicamente qué hacer, en lugar de actuar siguiendo un impulso. 
La estrategia que inventa es una resolución de problemas en tres pasos.
Quiere la fruta del árbol, pero no hay forma obvia de alcanzarla, de modo que: 
1º Hace un torbellino de ideas en busca de soluciones alternativas;
2º Evalúa cada idea;
3º Elige prudentemente el curso de acción más prometedor.

Tener un  espíritu estratégico; significa también,  ser reflexivo, no impulsivo, disfrutar del placer de inventar y utilizar procedimientos escalonados y graduales.


jueves, 1 de noviembre de 2018

RECIBIR FEEDBACK NEGATIVO ¡OPORTUNIDAD DE MEJORA!



La palabra proviene del inglés, y se compone del verbo to feed, que significa ‘alimentar’, y back, que traduce en español ‘atrás’ o ‘retorno’. Su traducción puede ser ‘realimentación’ o ‘retroalimentación’. Podemos utilizarla como sinónimo de respuesta o reacción.
                                                         
En el proceso comunicativo, es toda respuesta o reacción relevante que el receptor envía al emisor de un mensaje, y que sirve a este último para:
Asegurar que el mensaje cumplió su intención comunicativa, y para que el emisor pueda variar, reconfigurar o adaptar el mensaje al receptor
según la respuesta que vaya obteniendo de éste.
El receptor completa el proceso de comunicación con el feedback, es decir, la respuesta o reacción del receptor al mensaje enviado.

El feedback, sea negativo o positivo, es una herramienta de suma importancia en las organizaciones tanto para los empleados como para los gerentes, ya que permite mejorar diferentes aspectos del comportamiento organizacional.
Es la acción de opinar, evaluar y considerar el desempeño de una persona o grupo de personas en la realización de un trabajo o tarea. Como tal, es una acción que revela las fortalezas y debilidades, los puntos positivos y negativos de la labor realizada con el fin de corregirla, modificarla o mejorarla.
El feedback es fundamental en el crecimiento profesional o personal de cualquier empleado; le permite mejorar y detectar sus puntos fuertes.


Hoy daremos unas ideas de Cómo abordar el feedback negativo.

Nadie es perfecto, y todos hemos recibido feedback negativo en algún momento  de nuestra trayectoria personal y profesional.
El feedback negativo es inevitable si lideras un equipo.
El principal objetivo del feedback negativo ha de ser mejorar.
Recibir el  “feedback negativo” de los empleados puede convertirse en oportunidad.

¿Qué hacer al recibir feedback negativo?

Antes de discrepar, entiende.
Cambia la idea que se tiene sobre las quejas o críticas.
Aprende a recibir feedback mediante escucha activa y procesando la información que recibes.
Pierde el miedo a responder. No te quedes  callado. Siempre hay que contestar con cercanía y honestidad, aunque se trate de un tema incómodo.
Si es posible date tiempo, párate a pensar antes de responder.
Mantén la cabeza fría para identificar los comentarios que no aportan nada. Sé amable, pero firme.
Debes afrontar ese momento con la delicadeza y empatía necesarias; pensando, además, en qué persona te brinda el feedback.
Aprende a aprender de las críticas.
No le des demasiadas vueltas. Los comentarios negativos se alimentan de nuestras inseguridades personales.

Los beneficios de mantener un clima de comunicación constante y transparente son innegables.
Recuerda que estás ante una oportunidad de mejorar, por lo que debes prestar atención y entender exactamente cuál es el problema.
El feedback te da poder, ya que conocer tus debilidades es el primer paso para eliminarlos.
Las principales claves para tener una comunicación productiva con los componentes del equipo  son la transparencia y la honestidad.



¿Crees que das y recibes suficiente feedback?
¿En tu organización hay cultura de comunicación honesta?
¿Te sirve de algo?,  ¿Ves mejoras?

lunes, 8 de octubre de 2018

De la A....................................................a la Z


Seamos conscientes, ser un líder no es fácil.  El liderazgo es un viaje de aprendizaje, humildad y coraje.
No hay una fórmula única para el liderazgo.  Peter Drucker, dice  "Lo único común entre todos los grandes líderes que he conocido es que todos tienen seguidores".
Pero aunque no exista  esa  fórmula única, si que podemos encontrar listas de  palabras  que pueden aplicarse a los lideres.
He compilado una lista de palabras que espero que te ayuden  a recordar y aplicar en el camino de tu liderazgo.

Por supuesto te invito a sugerir y aumentar el número de palabras...  

Actitud, Los líderes asumen  la Actitud de ser protagonistas y guías de su equipo y seguidores.
Beneficio, Los líderes han de ser capaces de  influir en la manera de actuar o pensar de otros, motivándoles para hacer que las tareas que deben llevar a cabo dichas personas sean realizadas de manera eficiente y ayudando de esta forma a la consecución de los logros tanto individuales, como de equipo.
Conexión,  Los líderes deben establecer una relación tanto con los miembros del equipo como con otras  personas claves.
Divertido,  Los líderes han de tener la capacidad de ver el lado cómico de cada situación.
Empatía, Los líderes deben  utilizar  la empatía con los demás como herramienta principal.
Flexible, Los líderes requieren flexibilidad ante las circunstancias cambiantes.
Gratitud, Los líderes deben utilizar la gratitud de forma genuina, frecuentemente, y de forma específica.
Humildad, Un líder debe ser humilde y reconocer que cada persona en su equipo es tan valiosa como él / ella y saber que esta persona tiene cosas importantes que mostrarle.
Imaginativo, Los líderes deben ser innovadores, creativos e inquietos.
Jefe,  Los líderes deben tener claro que un jefe es el que manda y un líder es el que acompaña a sus empleados.
Knowmads, Son los llamado a ser los trabajadores y líderes del futuro.
Liderar, Los líderes deben tener claro que liderar y mandar no son la misma cosa.
Momento,  Los líderes se preocupan por sus seguidores y lo muestran todos los días y en cada momento.
Negatividad, La claridad y la determinación permiten a los líderes enfocarse en lo que es importante y no en lo negativo de su día a día.
Acompañar, Los líderes practican la atención plena para mantener la calma en tiempos  turbulentos  y son  conscientes junto al equipo  de lo que realmente está sucediendo.
Objetivos, Los líderes alinean sus  objetivos con los de la  organización.
Presencia,  Los líderes son accesibles, con su personal.
Equipo, Los líderes conectan a los miembros del equipo con el nivel adecuado de integración y estructura.
Resistencia,  Los líderes han tener la capacidad de recuperarse del fracaso y la adversidad y ayudar a su equipo a hacer lo mismo.
Saber, Los líderes  han de ser perspicaces,  estar bien informados, y saber dónde pueden obtener la información que necesitan.
Tranquilo,  Los líderes han de tener  un enfoque positivo y ser capaces de ver el lado bueno y el aprendizaje en cada situación.
Unir, Los  líderes han de proporcionan recursos y eliminar los obstáculos para que los equipos sean más eficaces, una “piña”.
Visión, Los líderes saben la importancia de comunicar la visión y darla a conocer al equipo alineando valores y necesidades.
empoWerment, Los lideres han de  delegar poder y responsabilidades a los equipos  con el objetivo de que éstos se sientan más motivados y comprometidos.
eXcepcional, Los líderes reconocen en sí mismos fortalezas y amenazas, mantienen su palabra y son íntegros.
Yoísmo, Los líderes  fomentan la participación, la creatividad y la mejora con el uso activo y continuo de la palabra "nosotros" seguida de "yo"
Zona, Los líderes nunca dejan de crecer y aprender. Traspasando los límites de su zona de confort.